Comentarios del foro

Relación de pareja
In Preguntas y respuestas
sofia lopez
09 abr 2022
Hola, hermosa. Leí todo tu texto con calma, gracias por confiar en mi para contarme esto y darme la oportunidad de poder brindarte alguna luz. Antes de comenzar, me gustaría aclarar que si bien me diste mucha información, quizá no tenga todo el panorama para poder darte la orientación más adecuada ya que esto se haría en terapia de manera más formal. Por otro lado, lo que te voy a decir va dirigido a ti porque no conozco la versión de tu esposo ni cómo se ha sentido él, su historia, etc. ¿Qué percibo al leerte? Una persona que se ha pasado la vida definiendo su bienestar emocional de acuerdo a la mirada del otro. Lo que los demás pensaran, para ti, era de suma importancia y a pesar de que durante un tiempo soltera después de ese primer amorío, parece que apenas pudiste involucraste con alguien mas, lo hiciste y generaste una dependencia que te llevó a controlarle y que les hizo daño a ambos. Veo una relación que estuvo llena de violencia por varios años. El control, restricción o coacción hacia otra persona, es violento. Así como arrojar cosas frente a alguien, alzarle la voz o culpabilizarle por sus reacciones violentas. En resumidas cuentas, ambos han sido muy violentos y eso deja secuelas. Hay algo llamado vínculo traumático. El vínculo traumático tiene su origen en dos situaciones típicas en relaciones violentas: el desequilibrio de poder, que aumenta la valoración negativa de la parte más vulnerable y su dependencia de la persona fuerte; y la intermitencia del maltrato, que se da en fases de “explosión” y “luna de miel” reforzando en la víctima la idea de que el hecho violento es momentáneo y que “eso cambiará”. Esto, inclusive a nivel biológico, es adictivo, y es por esto que es tan difícil salir de relaciones de violencia. Lo primero es ser conscientes de que probablemente, eso que llamas amor, sea más bien ese sentimiento pasional y como de estar "destinados a estar juntos" que se genera en las relaciones de violencia por el juego hormonal y psicológico que forma parte de estas dinámicas. A pesar de que tuvieron un periodo largo de luna de miel, parece que el ciclo de violencia se vuelve a manifestar y si no lo cortas en algún punto, va a continuar. Te has cargado el rol de la terapeuta de la relación, la que ha salido a buscar información, la que ha tratado de reeducar a su pareja y la que trata de hacerle ver lo que es mejor para él, ¿y eso es realmente una relación de pareja? Porque parece más bien una relación de madre-hijo. Observo que él tiene un sesgo machista en el cuál no es consciente de la carga que conlleva la paternidad y no sabe como ejercerla, y por el contrario, asume que tú eres la que sabe cómo hacerlo mejor y por ende, es tu deber. Este tipo de cosas, se pueden conversar, sin embargo, en mi experiencia, si el hombre no tiene un deseo genuino de cambiar patrones y deconstruirse, no va a soltar los privilegios del patriarcado así de fácil. Por otro lado, habría que ver cómo se están repartiendo las cargas en general y a qué tipo de acuerdo llegaron antes de que dieras a luz. Es decir, si él trabaja 12 horas fuera de casa y tú 12 de horas dentro de casa, cuando él llega a casa, se esperaría que se repartieran las tareas equitativamente, más no que todo le toque a él apenas llegue. Si por el contrario, tú trabajas 6 horas fuera de casa y él 12, lo equitativo quizá sería que las otras 6 horas las trabajes dentro de casa mientras él trabaja afuera y cuando llegue, se las reparten (desconozco esta información y esto varía mucho según la relación). Sin embargo, si antes de dar a luz, ya tenían ciertos acuerdos de cómo se iban a repartir las cargas y él no las está cumpliendo, sería motivo para volver a revisar acuerdos. Si ambos están desempleados y están todo el tiempo dentro de casa, sería cuestión de anotar las tareas y repartirlas. Si no te parece la forma en la que él cuida al niño, pueden buscar enseñarle de qué manera sería mejor, pero aquí hay una delgada línea entre enseñar y ser impositiva o maternalista con tu pareja, por eso normalmente estas cosas se trabajan en terapia de pareja. No sé si tuvieron oportunidad de planificar cómo querían ejercer la paternidad antes de que el niño naciera, y si no, pues habrá que empezar a hacerlo ahora sin dar nada por sentado. Es un asunto de acuerdos, no de convencer a nadie. Una observación importante que te quiero hacer, es que querer que alguien cambie y presionar ese cambio sin que esa persona te lo haya pedido, también es violento. Si de verdad quieres promover el respeto en la relación, yo empezaría por aceptarle tal cuál es, puedes comentarle qué cosas necesitas, pero no presionar que cambie como persona. Si él decide no cambiar a pesar de que tú le expresas lo que necesitas, entonces ya quedaría de tu parte decidir si quieres seguir en una relación dónde a tu pareja no le interesa o no puede satisfacer tus necesidades. Te lo pongo así, ¿Y si no deja de ser cerrado? ¿Y si le gusta ser cerrado? ¿Y si no le interesa entenderte? ¿Y si él es el que siente que no lo entiendes?... ¿Querrías seguir estando con alguien así? Otra pregunta que te hago. Si tú lo conocieras hoy por la calle ¿Lo verías como alguien con quién te gustaría tener una relación de pareja y construir una familia? Si la respuesta a ambas es si, primero checa que no sea porque "ves un potencial", sino porque lo que ves vibra contigo, sientes que es un reflejo de lo que quieres para ti y es lo que mereces. No te miento, se juntaron cuando apenas eran unos adolescentes con 0 inteligencia emocional. El tema es que han ido madurando algunas cosas con la misma persona con la que tienen un pasada muy doloroso, y esto es muy complicado. ¿Habría solución para seguir juntos y tener una relación sana? Si. Sí: ambos quieren un cambio y se comprometen a él, ambos se involucran en una búsqueda personal y de pareja para el mejoramiento de si mismos y la relación, buscan ayuda profesional, tienen la humildad de reconocer que pueden estar equivocados, reparan el daño emocional que se han causado durante tanto tiempo, etc. Es decir, el primer requisito es que ambos quieran, no basta con que solo tú lo quieras, y el segundo es que se metan de lleno a ese proceso de crecimiento personal. La migración le agrega más complejidad al asunto porque cada uno va a pasar por el duelo migratorio a su manera, además las dificultades que se viven los primeros años de migración. Si la relación tiene buenas bases, se fortalece y trabaja en equipo para salir adelante juntos, (y aún así, es común que haya crisis) pero si no, terminan haciéndose más daño o separándose. Me llama la atención que a pesar de que tengas diez años en un ciclo de altas y bajas, aún crees que va a cambiar. Te hago una pregunta que sale frecuentemente en terapia "Y si no ha cambiado en 10 años ¿Qué te hace pensar que si lo va a hacer ahora?" ¿Cuál es tu concepto de amor? ¿Qué crees merecer de una relación? ¿Qué pasa si te pones como prioridad? ¿Qué significado le estás dando al divorcio? Creo que tu historia de abandono por parte de tu padre puede tener algo que ver con tu miedo a separarte, solo recuerda que tu historia no tiene porque ser la de tu hijo, puedes hacer las cosas diferentes y él (tu pareja) decidirá qué tipo relación quiere tener con su hijo. Por tu parte, lo mejor que puedes hacer es atenderte para que puedas ofrecerle un ejemplo de madre feliz a tu hijo, un lugar seguro en tus brazos y la capacidad de aprender a relacionarse a través del vínculo que tiene contigo y que ve que tienes tú con tus parejas. Entendiendo el contexto de la migración. Sé que estar con él, además de que una cuestión de apego, vínculo traumático o "amor" también tiene una función de supervivencia ya que juntos se deben de sentir más seguros que separados, pero te repito, es cuestión de llegar a acuerdos que les funcionen (esto aplica si deciden seguir estando juntos o no). ¿Qué necesita cada uno y cómo pueden dárselo? Poner límites no es exigir ni demandar, es decir "yo aguanto hasta aquí, después de aquí yo me retiro" en vez de "cambia para que yo pueda seguir aquí, estás mal" Sé que tu situación no debe ser nada fácil y todo suena muy complejo, yo en tu lugar empezaría por buscar sentirme bien YO, dejar de preocuparme por si él cambia o no , dejar de cargarme el bienestar de la relación sobre los hombros. Busca sentirte mejor tú, reencontrarte como mujer, reencontrarte con tu valor como persona, reencontrarte con un nuevo concepto de amor, reencontrarte con el merecimiento de una relación que te de paz y deja que la relación (o él) tome el lugar que le corresponde. Reencontrarte a ti, dejar de perderte en la relación. Te mando un abrazo. Sofi
1
0
S

sofia lopez

Más opciones